Lluvia de verano

En este audio relato erótico eres parte de un trío. Tú tienes un amorío con el esposo de una amiga y su colega. Estás en una fiesta de verano cuando de pronto empieza a llover. Ustedes tres se cobijan en un kiosko donde los dos hombres están a tu disposición. Feminista, relato sexual, audio porno respetuoso para mujeres y parejas. +++ La fiesta anual de verano es un asunto tan aburrido, un espectáculo destinado a impresionar a nuestros invitados. Mi esposa, una conocida casual tuya, insistió en hacerla. Lanzando una fiesta que superara a las demás, con las luces centelleantes en el jardín, hierba recién cortada, elaborada extensión de comida y la casa recién limpiada y decorada. Me pareció tonto, pero la complací- esposa feliz, vida feliz. Eso fue hasta que te vi. Tú, con tu hermoso cuerpo, con tu caída de pelo sedoso. Tú con tu bonito vestido de verano. Te encontré hermosa antes, ¿sabes? ¿Pero ahora? Ahora, no puedo quitarte los ojos de encima. Veo cómo tu bonito vestido de verano acentúa tu perfecto trasero, cómo tiras la cabeza hacia atrás mientras te ríes. Encantadora, hermosa, tentadora. Mi tipo de mujer. Es un deseo, lo sé. Sé que nunca podré tenerte toda para mí en esta fiesta. O... eso es lo que pensé hasta que de repente una ligera lluvia de verano comienza a rociar sobre nuestros invitados. Todo el mundo se apresura hacia la casa principal para escapar de la humedad. Todos menos tú y mi amigo más cercano del trabajo. Sin pensarlo dos veces me ayudas a cubrir el buffet con unas sombrillas, y para cuando terminamos la lluvia está tan fuerte que sabíamos que nunca podríamos volver a la casa principal. En cambio, los tres nos refugiamos en el pequeño kiosko cerca de la parte trasera de mi jardín, decidiendo esperar hasta que la lluvia se detenga. No debería durar mucho: este tipo de aguacero repentino suele ser corto. Aunque, mirándote, de repente desearía que durara para siempre. Sentado en el kiosko, viendo caer la lluvia me doy cuenta que no podemos ver la casa principal desde aquí, y que ellos tampoco pueden vernos. Te diré la verdad: no estoy mirando la lluvia. Te estoy mirando. Y de repente me doy cuenta de que mi amigo está haciendo lo mismo. Tu hermoso vestido de verano que me encanta tanto está empapado, pegado firmemente contra tu impresionante cuerpo. Pensé que resaltaba perfectamente tu hermosa figura.

Qué tan intenso?

20 MINS

Idioma:

Esp

Español

English

--:--
--:--

Ayúdanos a mejorar

¿Qué te pareció el relato?

¿Qué te pareció el narrador?

¿Tienes algunas ideas?