Encuentro en el sótano

En esta historia de sexo disfrutas un trío. Descubres a tus vecinos teniendo sexo en el sótano. Para tu deleite, ellos te invitan a un trío bisexual. Audio porno relato erótico respetuoso y cernano para mujeres y parejas. +++ Pensé que hacer un poco de limpieza de primavera sería mucho más divertido que esto. Pensé que sería agradable para ordenar mi apartamento y deshacerme de toda la basura inútil que había adquirido durante todo el año, pero ahora no estoy tan segura. Han pasado dos días seguidos de llevar cosas de arriba a abajo, al sótano o a la basura y me estoy cansando de ello. Ya es suficiente con todo esto de la limpieza de primavera. Pero antes de recompensarme con una cerveza helada de la nevera, tengo una caja más para llevar al sótano. Me la pongo sobre el hombro y tambaleo en mi camino por la escalera vieja hasta el sótano de mi edificio. Mi unidad de sótano ya está recontra llena, pero logro arreglármelas para meter esta última caja. Uff. Finalmente. Es hora de relajarse. Pero, espera. ¿Qué es ese ruido? Voces, definitivamente. ¿Es eso... un gemido? Me aproximo más por el pasillo más cerca de los sonidos animalistas. Con cada paso lo escucho más alto y claro. Las voces de un hombre y una mujer, creo. ¿Están...? No. No hay forma de que alguien tenga sexo en el sótano. ¿O sí? Las voces son cada vez más fuertes mientras sigo por el pasillo. Están en una de las unidades. Lo veo ahora. La puerta está abierta lo suficiente para que yo vea la parte ancha y musculosa de un hombre empujando sus caderas hacia adelante y hacia atrás mientras se la mete a una mujer como de mi edad. Me quedo aturdida en el silencio, sólo observándolos, con los ojos y con la boca bien abierta. Un rayo de deseo me atraviesa. Están tan perdidos el uno en el otro. La hermosa cara de la mujer está contorsionada en una máscara de placer. Hasta que sus ojos vuelven y se encuentran con los míos. El deseo se convierte en pánico por un momento, y estoy congelada en mi lugar. Ella me ve parada allí, mirando, y sin embargo…ella no reacciona. Ella lame su labio inferior, luego lo muerde como invitándome, y me da un pequeño, pero alentador, guiño. ¿Está pasando esto de verdad?. Doy un paso adelante y ella me hace señas hacia adelante con su mano. Entonces, su pareja masculina ralentiza sus movimientos y mira sobre su hombro. Parece sorprendido de verme, pero una sonrisa se eleva rápidamente por sus labios. Lo saca fuera de la mujer y ella extiende su mano hacia mí. Me acerco más hacia ellos y de repente estoy presionada contra ella y él está presionando contra mi espalda.

Qué tan intenso?

12 MINS

Idioma:

Esp

Español

English

--:--
--:--

Ayúdanos a mejorar

¿Qué te pareció el relato?

¿Qué te pareció el narrador?

¿Tienes algunas ideas?